Un Alma. Un Mapa. Dos Futuros.
S1 episode 5 Aired on July 21, 2016

LA HORA DE LA VERDAD

Teresa se ha reencontrado con Brenda en Dallas y luego de ayudarla a asentarse en su nueva ciudad, le cuenta la verdad: que ahora trabaja para Camila Vargas, esposa de Epifanio, quien mandó matar a Chino y Güero. Brenda lo toma muy mal, se siente traicionada, pero Teresa le pide que confíe en ella. “Debería estar muerta y no lo estoy”, le dice. Tiene razón. Camila no solo la protege sino que parece haber encontrado en ella a alguien en quien confiar.

 

UNA MISIÓN PELIGROSA

De hecho, James tiene una nueva y peligrosa misión para ella. Esta vez Teresa lo ayudará a preparar el asesinato de un rival de Camila, Erick Watson, que trabaja para el cartel de Jiménez y no le permite a Camila controlar toda la ciudad de Dallas. Teresa se pone un vestido elegante y se cuela en una fiesta en casa de Erick, también conocido como “Birdman”, y James le ordena esconder en un rincón de la casa un aparato que altera las decenas de aves que Erick tiene en su jardín. Cuando esto sucede, Erick sale a ver a sus mascotas y queda desprotegido, un blanco fácil. Desde fuera de la casa, James observa todo, lleva un rifle consigo pero no mata a Erick. A Teresa no le gustó nada la misión, sobre todo porque le tocó, una vez más aunque por accidente, ver morir a un hombre, un desconocido, en la fiesta. Está cansada.

 

UN PLAN CONTRA CAMILA

Mientras tanto, Epifanio y César se reúnen en Sinaloa para hablar del encuentro de este con Camila en Dallas. César le cuenta todo pero Epifanio sospecha que eso es precisamente lo que Camila quería. Es más: cree que Camila sabe lo de la libreta y que por eso ha dejado vivir a Teresa. Su plan para acabar con ella es dejar de enviarle, poco a poco, la droga de la que depende su incipiente negocio. De inmediato, César hace una llamada para cancelar un envío grande a Dallas.

 

BRENDA SE BUSCA LA VIDA

Mientras todo esto sucede, Brenda está también buscándose la vida. Se encuentra con un vendedor de cocaína en plena calle y sin titubear le ofrece una forma mejor de vender la droga. Juntos se van a un nightclub y con una mezcla de candor y encanto femenino Brenda termina vendiendo toda la mercancía.

 

LOS PROBLEMAS DE CAMILA

Dos cosas tienen preocupada a Camila. La primera, que el envío de droga que esperaba no llegó nunca; y la segunda, y más importante todavía, que su hija Isabella no le contesta las llamadas. Sospecha que Epifanio está detrás de ambas cosas. Tiene que moverse rápido, de modo que llama directamente a su proveedor en Colombia, Reinaldo, para pedirle que acelere un envío de droga que le tiene pendiente. Pero justo después Reinaldo recibe otra llamada, esta vez de Epifanio, que le pide que deje de enviarle droga a Camila. Su plan de desabastecerla está comenzando a funcionar. 

Pese a todo, las cosas para Teresa están saliendo bien. Camila se reúne con ella para decirle que aprecia su trabajo en la organización. De hecho, le dice que comienza a tomarle cierto cariño, pero que si trata de escapar quedaría muy decepcionada… porque tendría que matarla.