Estrategia de Entrada
S1 episode 3 Aired on July 7, 2016

SUEÑO CON GÜERO

Teresa ha soñado toda la noche con el Güero y cuando despierta se da cuenta de que han cambiado sus cosas de lugar. La han ascendido y le han dado una cama mejor para dormir. Enciende su celular y escucha los mensajes que le ha dejado Brenda. La llama y le advierte que su vida corre peligro y que pueden encontrarla rastreando su teléfono. Así sucede: Brenda ve a los hombres de Epifanio acercarse y se roba un auto para huir.

Mientras tanto, James hace lo posible por acercarse a Teresa. Le aconseja cuidarse de Camila, que tiene un interés especial en ella. De hecho, Camila le ha pedido a James que lleve a Teresa a su próxima misión: entregar un cargamento de cocaína a un comprador. James no está de acuerdo pero accede a las demandas de su jefa.

 

PRUEBA DE FUEGO

James se sube a un auto con Teresa y dos chicas más y parte a un almacén donde recogerá la mercadería que luego entregará al comprador. Todos bajan del vehículo menos Teresa, que se queda esperándolos. Sin nada que hacer, aprovecha el tiempo para llamar a Brenda y pedirle que haga lo que sea para escapar de México a Dallas, Texas.

De repente, un hombre con uniforme de la DEA le abre la puerta violentamente y le apunta con un arma. Son varios. Le gritan, la esposan y la meten en un van. Quieren saber para quién trabaja. Intentan intimidarla, la golpean, pero una vez más Teresa ve a su “fantasma”, la Reina del Sur en elegante traje blanco, que aparece para decirle que no abra la boca: “Un soplón es un soplón”. De modo que se queda callada y elige no traicionar a Camila.

De pronto, uno de los supuestos agentes de la DEA le da un teléfono a Teresa y, para su sorpresa, es nada menos que Camila, que ideó ese falso operativo para probar su lealtad. Teresa ha pasado la prueba.

 

DINERO FALSO

Teresa vuelve a encontrarse con James y le pide estar presente en la entrega de la cocaína. James se rehúsa al principio pero luego tendrá que agradecer la idea de Teresa. Cuando reciben el dinero, Teresa tiene el presentimiento de que algo anda mal. Pide mirar los billetes de cerca y en cuanto lo hace se da cuenta de que varios son falsos. Pronto, el comprador concluirá que quien puso el dinero falso ahí es uno de sus ayudantes. El hombre tendrá que pagar caro por eso, pese a que Teresa piensa que no se debería hacer nada con el mentiroso.

Con esto, Teresa sigue sumando puntos en la organización. Mientras tanto, Camila se reúne con su abogado, Teo, quien le hace notar un pequeño detalle: la empresa de transporte marítimo que Camila quiere comprar entraría en competencia directa con la de Epifanio. No solo ella sino él también correrían grandes riesgos con esa movida. Camila le dice  que no tiene de qué preocuparse, que lo que ganará con ella cubrirá con creces sus más grandes expectativas.

 

NO ES UN REGALO

Camila se entera de la hazaña de Teresa con el dinero falso y pide una reunión con ella. La felicita y le entrega un carísimo reloj que Teresa rechaza. “No es un regalo, te lo has ganado”, le dice Camila, y luego le aconseja no tener piedad con los traidores, porque las mujeres en ese negocio no pueden darse el lujo de mostrar debilidad.

Mientras tanto, Brenda y el niño, Tony, han encontrado la forma de irse de México escondidos en un bus. Brenda llama a Teresa por teléfono y le reclama por todo lo que tiene que hacer para encontrarse con ella. Teresa la calma. “Te va a encantar estar aquí”, le dice.